Wikipedia: “es un punto de inicio más que un punto de llegada”

Las referencias y fuentes de consulta son fundamentales para cualquier buena traducción. Muchos se apoyan en aquellos que tienen más a mano, en Internet. Wikipedia suele ser una de las primeras herramientas. Pero la pregunta es, ¿sirve como referencia?

Una entrevista a Jimmy Wales, el fundador de Wikipedia, nos responde esa y otras incógnitas. La conclusión es: definitivamente las herramientas colaborativas son de gran utilidad, pero es necesario saber cuales son sus límites de uso.

“Con Wikia Search apuntamos a ganarle a Google”

En un mano a mano con Infotechnology.com el fundador

de la enciclopedia online y Wikia, entre tantos otros proyectos colaborativos, cuenta porqué cree que su nuevo buscador puede sacar a Google y Yahoo! de la cabeza de los usuarios de Internet.

por Pablo Martín Fernández

Sabe que es uno de los emprendedores más renombrados del mundo, pero intenta que no se note.

Jimmy Wales logró poner en práctica lo que muchos habían ideado pero no habían podido plasmar en un proyecto concreto: Generar contenido en red, la famosa sabiduría de las masas (wisdom of crowds en inglés).

En 2001 Wales y Larry Sanger (ahora a cargo de Citizendium), fundaron Wikipedia, la enciclopedia que nació para patear el tablero de lo que hasta ese momento se consideraba colaboración en la Web.

Pero por su crecimiento, y las críticas por la legitimidad de su contenido, el estadounidense salió a defender el proyecto contra gigantes del conocimiento mundial como la Enciclopedia Británica, eso lo puso en la posición de ser un abanderado de lo que él llama “cultura libre”.

Pese a que Wikipedia tiene más de dos millones de definiciones en inglés y es uno de los 10 sites de Internet con mayor cantidad de visitas, entre otros tantas cifras que sobran para escribir un libro, la organización no tiene fines de lucro. Quizás por esto Wales no se quedó quieto con el éxito de la enciclopedia. En 2004 fundó Wikia, llamado originalmente Wikicities, un servicio que se encarga de alojar wikis (contenido generado de manera colaborativa) de todo tipo desde comics hasta nanotecnología. Además, el estadounidense apunta a desbancar a Google como el buscador estrella con su sistema Wikia Search. Pese a todo eso Wales atiende su celular cerca de su casa en San Francisco disculpándose por tener que atender en la calle con el ruido del transito de fondo.

Actualmente está enfocado en Wikia, ¿cómo han sido estos primeros años?

Wikia es muy exitoso en gaming, computación y entretenimiento lo cual es lógico porque estos son los “early adopters” de Internet. Ahora estamos trabajando en potenciar el servicio para otras ramas del conocimiento. Tenemos varios miles de wikis y están creciendo muy rápido en muchos tópicos diferentes.

¿Trabaja todo el día en Wikia?

Trabajo mucho en Wikia y también en Wikipedia. Es realmente muy difícil ser organizado para mi y definir un porcentaje para cada uno de mis proyectos porque son cosas que tengo todo el tiempo en la cabeza. Siempre estoy trabajando (risas). Sí es cierto que me ocupo de difundir Wikia, pero también me encargo de desarrollar nuestro sistema de búsqueda Wikia Search, ese es un desafío personal. Por estos días tendrían que darse a conocer nuevas funcionalidades, que no puedo comentar, que van a hacer del buscador una herramienta muy interesante. Todavía estamos en la etapa inicial pero es muy prometedor.

Con Wikia Search ¿apunta a competir con buscadores como Google y Yahoo!?

Sí, la idea es apuntar a competir con ellos. LA idea es luchar contra ellos y ganarles. Avanzaremos para generar búsquedas que compitan contra Google o Yahoo!.

¿Qué es lo que diferencia a Wikia Search de otros buscadores?

La principal diferencia es como está desarrollado. Todo está basado en software colaborativo. Además mostramos el proceso integral de generación de un resultado. Wikia Search es usado y creado por los usuarios, usa mucho de los principios de la metodología wiki, eso era lo que buscábamos.

El año que viene se hará Wikimanía en Buenos Aires. ¿Qué se puede esperar?

Ese es nuestro evento anual. La idea es reunir a académicos con la gente que trabaja en nuestros proyectos. Yo creo que es una meca de la cultura libre. Yo estaré ahí, aunque también espero ir a Buenos Aires para fin de año en una conferencia sobre management.

En uWikia, a diferencia de Wikipedia, es una organización con fines de lucro. ¿Por qué se dio este cambio?

Wikia es un proyecto, aunque no lo parezca, más complejo que Wikipedia. Abandonamos el modelo sin fines de lucro porque para esta idea necesitábamos generar efectivo. Hacemos muchas cosas basadas en el modelo de donaciones pero apuntábamos a que esto fuera más grande y necesitábamos tener una compañía tradicional. Igualmente mantendremos Wikipedia con el mismo modo de financiamiento que tiene en la actualidad.

¿Cuáles son sus futuros proyectos?

Wikia Search es mi vida hoy por hoy. Estoy trabajando en ese tema como nunca. Apunto a que las nuevas funcionalidades la hagan crecer exponencialmente.

Wikipedia crece sin parar desde hace años. ¿Qué es lo que más lo sorprendió en todo el proceso?

Siempre pensé que era un proyecto global. Pero nunca me imagine que iba a ser tan grande. Es increíble que haya voluntarios alrededor del mundo que no hacen más que trabajar en ella.

Y desde su punto de vista como director del proyecto. ¿Cuál es el aspecto más difícil de administrar dentro de Wikipedia?

Sin dudas, lograr que la gente confié en el proyecto. Eso fue lo más difícil al principio. Creo que es muy parecido a lo que le puede pasar a una empresa, la idea de motivar a los empleados o voluntarios es similar, se usan las mismas prácticas.

¿Cree que sus proyectos tienen influencia en los proveedores de tecnología?

Sí, Wikipedia influenció a los vendors de IT y las empresas en general. Hay muchas compañías que están usando sistemas wiki dentro de la compañía. Y parece que esto está influenciando a los desarrolladores.

¿Qué opina de que el mundo corporativo use estas herramientas colaborativas?

Me encanta, sin dudas me encanta (risas). Sin embargo, no es algo de lo que haga consultoría en la actualidad. Ya viajo demasiado. Creo que soy la persona que más viaja en el mundo, por suerte lo hago con mi notebook entonces puedo estar online y al tanto de todo (risas).

La disputa en los medios con la Enciclopedia Británica, por la validez de Wikipedia como generador de conocimiento, tuvo mucha repercusión. Finalmente, ¿ese ida y vuelta los ayudó a crecer?

Estoy seguro de que esto nos hizo más grandes. Muchas gente supo que existíamos gracias a toda la prensa que recibimos por el conflicto con Británica. Pero eso hizo que nos enfocáramos aún más en la calidad de la enciclopedia. Sirvió para difusión pero también nos subió el nivel de lo que antes tolerábamos y ahora ya no.

En sus comienzos Wikipedia decía estar interesada en llegar a quienes no tenían conexión a Internet. ¿Qué sucedió con eso?

Sí, la idea era bajar todo el conocimiento que está online, para la gente que no tiene acceso. De hecho hemos hecho algún tipo de distribución de DVDs en Alemania, conseguimos ayuda para hacerlo y estamos viendo otras posibilidades. La idea es que Wikipedia exista offline. Así esperamos llegar a la mayor cantidad de gente posible. Para eso necesitamos ayuda. No podemos hacerlo solo.

¿Cuál es su posición con respecto al hecho de usar Wikipedia como fuente para trabajos escolares o académicos?

Esa es una mala idea. Creo que Wikipedia es un punto de inicio más que un punto de llegada. Quizás les puede servir a chicos que no hacen trabajos importantes para saltar de un tema a otro. Pero ningún universitario debería tomarla como fuente principal.

¿Cómo investigaba cuando era un estudiante?

Creo que la mayoría de las cosas las buscaba online. Aprendí a estudiar en Internet. Fue algo muy interesante ya que todo eso recién comenzaba.

Cada cierto tiempo en América latina y otros países en desarrollo surge la duda sobre cómo incluir más personas en el conocimiento y uso de la tecnología. Los puntos opuestos son la entrega de PCs, es decir darle importancia a la infraestructura, y por el hacer foco en la capacidad de los estudiantes de interpretar las nuevas tecnologías a través de la educación, aunque quizás con equipos más antiguos. ¿Cuál es su posición?

Creo que es una combinación. No creo que sólo haya que darle PCs a la gente, hay muchas posibles enseñanzas que se tornan interesantes a largo plazo sólo cuando son apoyadas en educación. Las personas tienen que aprender a pensar. Eso es clave.

En este marco, ¿cree que actualmente vivimos en la sociedad de la información?

Creo que definitivamente vivimos en la sociedad de la información. Pero es necesario entender que la mayoría de la gente está desconectada. Son muchos los que empiezan a comunicarse con celulares gracias a que bajaron mucho los precios. Eso puede llegar a permitir reducir las diferencias. Estuve en África y hay gente en parajes inhóspitos que tienen teléfono. Por eso creo que los celulares, con la correcta educación, pueden llevar a un mejor acceso a la tecnología.

Publicado en el sitio on line de la revista Information Technology, en junio de 2008.

2 Responses

  1. Feroz censura en la Wikipedia

    Por Jorge Queirolo Bravo

    (02/09/2008)

    En el portal virtual de Atina Chile (www.atinachile.cl) existe un breve artículo titulado Búsquedas en Wikipedia, fechado el 19 de agosto de 2008, que se refiere a la Wikipedia, señalando respecto de la misma, que la creación de artículos en idioma español es bastante escasa, en contraposición a lo que sucede en otras lenguas como inglés o alemán. Además se añade que la búsqueda de artículos en español sí ocupa un lugar preponderante, con un porcentaje de participación de un 30% del total. De lo que no se habla, y que pocos medios mencionan, es que la Wikipedia, especialmente en español, está administrada por un pequeño grupo de personas que ejercen una censura feroz en contra de la creación de nuevos artículos. Dichos funcionarios, virtuales todos ellos, y que trabajan con la denominación de bibliotecarios, se dedican a eliminar los artículos que no son de su gusto o preferencia, usando criterios que solamente pueden ser calificados como temerarios o altamente inapropiados, por no decir demenciales.

    Es lo que justamente pasó con mi biografía. Sucede que soy escritor y en la Wikipedia existía una página que se refería a mi labor como tal. Apareció de un día a otro y nunca supe quién realmente la creó. De a poco, muchos lectores aportaron datos y editaron la página, complementándola paulatinamente. Además se crearon traducciones de dicha biografía, aunque generalmente mucho más breves, en otros idiomas. Al final se podía leer reseñas sobre mi quehacer literario en 42 idiomas diferentes. Esto no fue del gusto de un bibliotecario obsesivo denominado Kved y al que, al parecer, no le gustaban mis libros. Éste, de un día para otro, decidió eliminar, sin fundamentos, mi página. No se contentó con eso, pues también pidió a los administradores o bibliotecarios de las páginas en otros idiomas que hagan lo mismo. De a poco lo ha logrado.

    Relato esto para ilustrar al público sobre lo arbitrario del proceder de quienes tienen a su cargo la Wikipedia. Actúan de espaldas a los lectores, sin importarles si una página es requerida, leída o consultada. Aquí se trata de borrar, eliminar y censurar sin dar explicaciones coherentes, excepto esgrimir que se trata de escritos sin relevancia. Claro que eso de la relevancia lo deciden ellos mismos, los bibliotecarios, internamente y sin que nadie que sea externo tenga una injerencia real o efectiva en la decisión. Así funciona la Wikipedia: antidemocráticamente, como en las peores dictaduras.

    Sobra decir que no soy el único en esta situación. Hace poco, un bibliotecario mexicano de la Wikipedia propuso el borrado de la página de la escritora chilena Carla Guelfenbein, cuyos libros están entre los más vendidos en su país. El argumento de tan ilustre bibliotecario fue que él no conocía la obra de Carla Guelfenbein. Es perfectamente comprensible que no sepa quién es y nadie, en su sano juicio, podría pretender que sea su obligación conocerla, pero eso no le confiere la razón a este individuo para eliminarla de una enciclopedia. Por suerte, éste fue uno de los poquísimos casos en que primó la razón y alguien logró convencer al bibliotecario de desistir en su irracional empeño.

    Esto lo cuento porque la Wikipedia intenta dar una imagen diferente al mundo. Se presentan como si fueran una solución y un gran aporte para el que requiere información, pero detrás de eso hay una realidad que mezcla prácticas totalitarias con una incompetencia patética y mucha desinformación en los artículos. Lo peor es que los administradores o bibliotecarios se niegan a cambiar sus falencias y consideran que su sistema es el correcto. No importa. Ya llegará una enciclopedia virtual un poco más racional y mejor estructurada. Ninguna dictadura es eterna y la Wikipedia no va a ser la excepción. ¿Quién irá a ser el próximo al que le sacarán tarjeta roja? Ni los siete sabios de Grecia podrían responder esa pregunta. La Wikipedia siempre es una cajita de sorpresas, pero de las malas.

  2. La Wikipedia no es libre

    Por Jorge Queirolo Bravo

    La Wikipedia no es libre. Eso lo he experimentado en persona. Lamentablemente la versión en español de dicha enciclopedia está en manos de un grupo de ineptos, mentirosos, sinvergüenzas, corruptos e incapaces, que la manejan como si fuera una posesión personal. Sobra decir que se reparten los cargos entre ellos y los usuarios títere que crean para esos fines. Cuando aparece alguien que no es de su gusto lo expulsan sin dilaciones, especialmente si es una persona que piensa con racionalidad y que trata de introducir mejoras. Estos administradores y bibliotecarios de los que hablo llegan al extremo absurdo de que incluso se condecoran entre ellos, con medallas y menciones honoríficas virtuales. Es la manera de autopremiarse por acosar y molestar a los lectores.

    Dentro de la Wikipedia no existe ni la más mínima libertad. Sus administradores la manejan de forma absolutamente dictatorial y totalitaria. Muchas de las enciclopedias alternativas que justamente existen han surgido debido a la pésima administración que prevalece en la Wikipedia en español, que está en manos de personas cuyo coeficiente intelectual probablemente no es mayor que el de un deficiente mental.

    En cuanto a eso de la rigurosidad científica de la que tanto se ufanan los administradores de la Wikipedia, debo decir que ésta únicamente es un recurso meramente propagandístico, con el cual solamente confunden a la opinión pública y a los usuarios de la enciclopedia. Personalmente conozco muchos artículos cuyos contenidos no son más que una inmensa suma de disparates sin sentido ni veracidad. Desde luego no han faltado los usuarios que han tratado de mejorarlos. La respuesta de los bibliotecarios y administradores de la Wikipedia ha sido expulsarlos bajo el cargo de sabotaje. ¿Eso es libertad? ¿No será mejor hablar de dictadura? Joseph Goebbels, el locuaz ministro de propaganda de Hitler, se pondría verde de envidia ante la notable capacidad para generar mentiras de parte de la Wikipedia en español. Pero no hay mal que dure cien años ni amante de la libertad que lo aguante. A lo mejor terminamos viviendo una segunda Revolución Francesa, pero esta vez en versión informática. ¿Quién le pondrá el cascabel al gato o, mejor dicho, a los administradores de la Wikipedia?

    © Jorge Queirolo Bravo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: